Domicilio: Teléfono: +52 (33) 3671 4088 Calle Balanza # 3702 E- Mail: info@fundacionhace.org Colonia La Calma C,P. 45070 Zapopan Jalisco, México Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®

Sábado 4 de septiembre de 2010

Manejo asertivo de la disciplina en la familia

La disciplina habla de una capacidad para enfocar los recursos que tenemos para llegar a una meta o un fin por medio

de una instrucción o plan. En otras palabras, hay que tener conciencia de cuál es tu objetivo y de qué recursos

dispones para poder llegar a él y pensar en la estrategia para conseguirlo, debes de ser ordenado y metódico, pero

también debes de perseverar.

El tema de disciplina o conducta es complicado, porque más allá de que un pequeño tenga autismo, la conducta

puede llegar a ser la verdadera limitante, ya que una conducta caótica afecta directamente su relación con los demás y

reduce las posibilidades de que el pequeño pueda integrarse en básicamente cualquier lugar, como la escuela, o en la

calle o haciendo fila en un restaurante, o en el pasillo de un centro comercial. Por esta razón es sumamente necesario

atender esto en el niño. Les vamos a hablar de una alternativa que para Diego Reza ha presentado buenos resultados

después de estarla aplicando por 5 años, hasta ahora ha sido buena y efectiva, pero cabe señalar que esta es solo una

alternativa y no puede garantizar su entero funcionamiento con todos los niños, al final, alternativas hay muchas, esta

es solo la que ha funcionado mejor para Diego Reza hasta ahorita. Es importante saber que la conducta no es

realmente el problema a resolver, sino los síntomas que presenta el niño. Para llevar a cabo esta atención, es

importante que seamos asertivos, ya que la asertividad es el punto intermedio entre la agresividad y lo pasivo, pero lo

más importante es que nos permite crear un ambiente de comunicación y esto hay que tenerlo muy en cuenta.

El problema que vemos en niños con autismo es que se les dificulta la interacción y la comunicación, hay un déficit en

lo que es el pensamiento dinámico, por esta razón debemos pedirles que repitan procedimientos de forma diferente,

para que se acostumbren a tratar de resolver problemas que se les presenten en su día cotidiano. También hay un

déficit en la comunicación dinámica, por lo que debemos de procurar de darles una instrucción a la vez, para que sea

más fácil para ellos concentrarse y realizarlas de manera correcta, la forma en como les comunicamos las cosas

también es muy importante, no debemos decir demasiada información cuando les hablamos, hay que hacerlo con

paciencia para que no se vuelva una situación estresante para ellos, ya que procesan la información de una manera no

tan rápida como nosotros. Es importante buscar hacer contacto a los ojos cuando se espera una respuesta, para

poder crear una correlación social entre los dos. Finalmente está el de compartir experiencias, aunque no es algo fácil

se puede lograr ya sea de manera verbal o no, pero es importante salirse de la rutina de vez en cuando, para tratar de

crear una interacción más profunda con él. La memoria episódica o recuerdos, generalmente de experiencias exitosas

también debe de ser estimulada, hay que tratar de hacerlos recordar momentos que fueron buenos para ellos, para

crear algo de motivación en el niño.

Referencias:

Reza, D. (4 de septiembre de 2010). Manejo asertivo de la disciplina en la familia (1era ed.) [CD-ROM]. Guadalajara:

Fundación HACE FAMES.

Conferencista: Lic. Diego Reza

Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®
FUNDACIONHACE.ORG

Sábado 4 de septiembre de 2010

La disciplina habla de una capacidad para enfocar los

recursos que tenemos para llegar a una meta o un fin por

medio de una instrucción o plan. En otras palabras, hay

que tener conciencia de cuál es tu objetivo y de qué

recursos dispones para poder llegar a él y pensar en la

estrategia para conseguirlo, debes de ser ordenado y

metódico, pero también debes de perseverar.

El tema de disciplina o conducta es complicado, porque

más allá de que un pequeño tenga autismo, la conducta

puede llegar a ser la verdadera limitante, ya que una

conducta caótica afecta directamente su relación con los

demás y reduce las posibilidades de que el pequeño pueda

integrarse en básicamente cualquier lugar, como la

escuela, o en la calle o haciendo fila en un restaurante, o en

el pasillo de un centro comercial. Por esta razón es

sumamente necesario atender esto en el niño. Les vamos a

hablar de una alternativa que para Diego Reza ha

presentado buenos resultados después de estarla

aplicando por 5 años, hasta ahora ha sido buena y efectiva,

pero cabe señalar que esta es solo una alternativa y no

puede garantizar su entero funcionamiento con todos los

niños, al final, alternativas hay muchas, esta es solo la que

ha funcionado mejor para Diego Reza hasta ahorita. Es

importante saber que la conducta no es realmente el

problema a resolver, sino los síntomas que presenta el

niño. Para llevar a cabo esta atención, es importante que

seamos asertivos, ya que la asertividad es el punto

intermedio entre la agresividad y lo pasivo, pero lo más

importante es que nos permite crear un ambiente de

comunicación y esto hay que tenerlo muy en cuenta.

El problema que vemos en niños con autismo es que se les

dificulta la interacción y la comunicación, hay un déficit en

lo que es el pensamiento dinámico, por esta razón

debemos pedirles que repitan procedimientos de forma

diferente, para que se acostumbren a tratar de resolver

problemas que se les presenten en su día cotidiano.

También hay un déficit en la comunicación dinámica, por lo

que debemos de procurar de darles una instrucción a la

vez, para que sea más fácil para ellos concentrarse y

realizarlas de manera correcta, la forma en como les

comunicamos las cosas también es muy importante, no

debemos decir demasiada información cuando les

hablamos, hay que hacerlo con paciencia para que no se

vuelva una situación estresante para ellos, ya que procesan

la información de una manera no tan rápida como

nosotros. Es importante buscar hacer contacto a los ojos

cuando se espera una respuesta, para poder crear una

correlación social entre los dos. Finalmente está el de

compartir experiencias, aunque no es algo fácil se puede

lograr ya sea de manera verbal o no, pero es importante

salirse de la rutina de vez en cuando, para tratar de crear

una interacción más profunda con él. La memoria

episódica o recuerdos, generalmente de experiencias

exitosas también debe de ser estimulada, hay que tratar de

hacerlos recordar momentos que fueron buenos para

ellos, para crear algo de motivación en el niño.

 

Referencias:

Reza, D. (4 de septiembre de 2010). Manejo asertivo de la

disciplina en la familia (1era ed.) [CD-ROM]. Guadalajara:

Fundación HACE FAMES.

Manejo asertivo de la disciplina

en la familia

Conferencista: Lic. Diego Reza