Domicilio: Teléfono: +52 (33) 3671 4088 Calle Balanza # 3702 E- Mail: info@fundacionhace.org Colonia La Calma C,P. 45070 Zapopan Jalisco, México Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®

Conferencistas: Lic. Guadalupe Romero García y Lic. Karla Denisse Mercado Olivo

 

Sábado 09 de abril de 2011

Hay un proceso por el que pasan los papas, pero ¿que les corresponde a los papás hacer?, la idea es poder dar

respuesta a esta cuestión. Para dar inicio hacen la comparativa de cómo es la situación de saber que tu hijo tiene

autismo, hace referencia a tener planeado un viaje a Italia, pero de repente hay un cambio y aterrizas en Holanda; no

es horrible, es lindo y no son tan diferentes. Los papás comienzan a hacer planes de varios ámbitos desde que se

enteran que están esperando un bebé.

El rol de un padre en general es ser amoroso, protector, guía, formador, proveedores y tiene que existir un equilibrio

entre todo esto, no se puede ser solo amoroso o solo protector sin llevar a cabo las demás. Un papá tiene diferentes

reacciones cuando se da cuenta que su hijo es diferente.

Un papa también tiene que ser proactivo con sus hijos, la forma de actuar con los niños hará que haya un resultado

diferente, ser proactivo ayuda a un mejor desarrollo de los niños, suelen ser menos proactivos cuando existe

resignación (no es lo mismo aceptación que resignación), autocompasión, cuando no se les dice lo que ellos desean

escuchar y no están ayudando así para nada a los niños. Hay otros que, si lo aceptan y llevan bien a cabo su rol como

padre, ya que los ayudan, sensibilizan y comprometen a los otros miembros de la familia para que se relacionen mejor

con los niños e integrarlos. Los papás deben recibir una capacitación para poder ayudar mejor a sus hijos, deben tener

respeto por el, tratarlo dignamente

Hay muchos papás que también no tienen nada de conocimiento de autismo, sobre todo en pueblos y rancherías, pero

su instinto de padre los ayuda a sacar adelante a su hijo, vio a un papá de una ranchería manejar una técnica conocida

como RBI, esto ayudaba al niño a desarrollar habilidades de comunicación y desarrollo visual.

Ángel Rivière en su libro recomienda darles espacios especiales a los niños, tener paciencia, no transmitirles el

sentimiento de angustia, ya que ellos s angustian demasiado también, no hay que hablarles demasiado ya que las

palabras les pesa demasiado, hay que hablarles de una manera comprensible, concisa, y despacio; comprender que

ellos también quieren hacer las cosas bien, necesitan un orden y que todo se les anticipe ya que les cuesta mucho

aceptar un cambio de panes, les causa mucha tensión, las cosas que para nosotros son de sentido común, para ellos

no lo es, hay que ayudarlos a comprender, hay que darles su espacio sino se sentirán agredidos. Ellos no son como

todos los demás, pero no por eso tienen una discapacidad si no que es como otra manera de ver o hacer las cosas. Su

mundo es simple, no complejo; en realidad los complejos a veces somos nosotros, hay que ser flexibles ante las cosas

que ellos hacen o prefieren. Pero sobre todo merece la pena vivir con ellos.

Hay que ser conscientes en los usos con medicamentos, solo deben ser usados en casos que son extremadamente

necesarios. Hay que ver si el medicamento en realidad esta funcionando, y esto ¿cómo? Pues con el instinto de padre,

conociéndolo, sabiendo si hay cambios en realidad. No hay que exigirles demasiado, ser realistas de las cosas que

pueden hacer e ir paso a paso. Los papás no deben de cambiar por completo su dinámica familiar, al contrario, hay

que adaptarse para poder seguir saliendo etc. Los niños tienen que ser aceptados tal cual son y tener muy en cuenta

sus capacidades, a veces se les es complicado comunicarse, pero son muy sinceros, no participan en cosas de dobles

atenciones. Su vida es satisfactoria si es simple, tranquila y ordenada, si se les comprende. En pocas palabras esto es lo

que pediría un niño con autismo.

En cuento a disciplina, ellos harán todo lo posible por evitar hacer sus responsabilidades, por comodidad, usan la

manipulación, esto es a causa de que a veces los padres son algo sobreprotectores y se acostumbran a que hagan las

cosas por ellos o no les enseñen bien que hacer. Hay que enseñarles de manera correcta a hacer las cosas porque la

forma en que lo aprenden es como lo seguirán haciendo. El amor de papás es lo que mas ayuda en la educación de un

niño, sobre todo en un niño con autismo. A un niño con autismo no le interesan las normas sociales, pero no por eso

es un niño grosero, hay que entender porqué toma esas conductas y reconocer si son de riesgo para si mismo porque

ellos no logran reconocer si lo son o no, para así comprenderlo y ayudarlo a reconocer que esa conducta o es buena.

Algunos papás no se enfocan en educar o hacer algo de bien para su hijo, les importa lo que piensen las personas de

ellos a causa de las conductas de sus hijos, las personas solo piensan que son niños berrinchudos y que ya no son

“educados como antes”, pero ni si quiera saben cuáles son los problemas que tiene el niño y no se sensibilizan. Todo lo

que los papás sientas por ellos, lo sienten también.

Los tiempos de espera son frustrantes, los estímulos visuales les molestan, al momento de ir al médico por eso hay

que anticiparles con tiempo, para que asimilen mejor la visita al médico. Se recomienda platicárselos tipo cuento, esto

también ayuda con la asimilación de la situación. Esto puede aplicarse también cuando se llevara al niño con el

peluquero o al dentista, ya que hay muchos factores que pueden hacer que se altere, no hay que aislarlo, hay que

ayudarlo a ser proactivo.

Para concluir se menciona muchas veces evitar la autocompasión, ya que esto no se lleva a nada, hay que tener

contacto con la realidad, no encerrase en su mucho, sensibilizar a las personas, cuidarse uno mismo como papá,

mantener actitud positiva, aunque a veces todo parezca venirse abajo, hacer lo más que uno pueda, vivir día a día.

Siempre hay que recordad que nadie conocer mejor a tu niño que tú mismo.

Referencias:

Romero García, G. & Mercado Olivo, C.G. (09 de septiembre de 2011). El papel de los padres en el desarrollo de

habilidades de autonomía en sus hijos con autismo. (4ta ed.) [CD-ROM]. Guadalajara: Fundación HCAE-FAMES.

Elizabeth C. Flores Valdivia a 26 de septiembre 2019

El papel de los padres en el desarrollo de habilidades de

autonomía en sus hijos con autismo

Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®
FUNDACIONHACE.ORG

El papel de los padres en el

desarrollo de habilidades de

autonomía en sus hijos con autismo

Conferencistas: Lic. Guadalupe Romero García y

Lic. Karla Denisse Mercado Olivo

Sábado 5 de abril de 2011

Hay un proceso por el que pasan los papas, pero ¿que les

corresponde a los papás hacer?, la idea es poder dar

respuesta a esta cuestión. Para dar inicio hacen la

comparativa de cómo es la situación de saber que tu hijo

tiene autismo, hace referencia a tener planeado un viaje a

Italia, pero de repente hay un cambio y aterrizas en

Holanda; no es horrible, es lindo y no son tan diferentes.

Los papás comienzan a hacer planes de varios ámbitos

desde que se enteran que están esperando un bebé.

El rol de un padre en general es ser amoroso, protector,

guía, formador, proveedores y tiene que existir un

equilibrio entre todo esto, no se puede ser solo amoroso o

solo protector sin llevar a cabo las demás. Un papá tiene

diferentes reacciones cuando se da cuenta que su hijo es

diferente.

Un papa también tiene que ser proactivo con sus hijos, la

forma de actuar con los niños hará que haya un resultado

diferente, ser proactivo ayuda a un mejor desarrollo de los

niños, suelen ser menos proactivos cuando existe

resignación (no es lo mismo aceptación que resignación),

autocompasión, cuando no se les dice lo que ellos desean

escuchar y no están ayudando así para nada a los niños.

Hay otros que, si lo aceptan y llevan bien a cabo su rol

como padre, ya que los ayudan, sensibilizan y

comprometen a los otros miembros de la familia para que

se relacionen mejor con los niños e integrarlos. Los papás

deben recibir una capacitación para poder ayudar mejor a

sus hijos, deben tener respeto por el, tratarlo dignamente

Hay muchos papás que también no tienen nada de

conocimiento de autismo, sobre todo en pueblos y

rancherías, pero su instinto de padre los ayuda a sacar

adelante a su hijo, vio a un papá de una ranchería manejar

una técnica conocida como RBI, esto ayudaba al niño a

desarrollar habilidades de comunicación y desarrollo

visual.

Ángel Rivière en su libro recomienda darles espacios

especiales a los niños, tener paciencia, no transmitirles el

sentimiento de angustia, ya que ellos s angustian

demasiado también, no hay que hablarles demasiado ya

que las palabras les pesa demasiado, hay que hablarles de

una manera comprensible, concisa, y despacio;

comprender que ellos también quieren hacer las cosas

bien, necesitan un orden y que todo se les anticipe ya que

les cuesta mucho aceptar un cambio de panes, les causa

mucha tensión, las cosas que para nosotros son de sentido

común, para ellos no lo es, hay que ayudarlos a

comprender, hay que darles su espacio sino se sentirán

agredidos. Ellos no son como todos los demás, pero no por

eso tienen una discapacidad si no que es como otra

manera de ver o hacer las cosas. Su mundo es simple, no

complejo; en realidad los complejos a veces somos

nosotros, hay que ser flexibles ante las cosas que ellos

hacen o prefieren. Pero sobre todo merece la pena vivir

con ellos.

Hay que ser conscientes en los usos con medicamentos,

solo deben ser usados en casos que son extremadamente

necesarios. Hay que ver si el medicamento en realidad esta

funcionando, y esto ¿cómo? Pues con el instinto de padre,

conociéndolo, sabiendo si hay cambios en realidad. No hay

que exigirles demasiado, ser realistas de las cosas que

pueden hacer e ir paso a paso. Los papás no deben de

cambiar por completo su dinámica familiar, al contrario,

hay que adaptarse para poder seguir saliendo etc. Los

niños tienen que ser aceptados tal cual son y tener muy en

cuenta sus capacidades, a veces se les es complicado

comunicarse, pero son muy sinceros, no participan en

cosas de dobles atenciones. Su vida es satisfactoria si es

simple, tranquila y ordenada, si se les comprende. En

pocas palabras esto es lo que pediría un niño con autismo.

En cuento a disciplina, ellos harán todo lo posible por evitar

hacer sus responsabilidades, por comodidad, usan la

manipulación, esto es a causa de que a veces los padres

son algo sobreprotectores y se acostumbran a que hagan

las cosas por ellos o no les enseñen bien que hacer. Hay

que enseñarles de manera correcta a hacer las cosas

porque la forma en que lo aprenden es como lo seguirán

haciendo. El amor de papás es lo que mas ayuda en la

educación de un niño, sobre todo en un niño con autismo.

A un niño con autismo no le interesan las normas sociales,

pero no por eso es un niño grosero, hay que entender

porqué toma esas conductas y reconocer si son de riesgo

para si mismo porque ellos no logran reconocer si lo son o

no, para así comprenderlo y ayudarlo a reconocer que esa

conducta o es buena. Algunos papás no se enfocan en

educar o hacer algo de bien para su hijo, les importa lo que

piensen las personas de ellos a causa de las conductas de

sus hijos, las personas solo piensan que son niños

berrinchudos y que ya no son “educados como antes”, pero

ni si quiera saben cuáles son los problemas que tiene el

niño y no se sensibilizan. Todo lo que los papás sientas por

ellos, lo sienten también.

Los tiempos de espera son frustrantes, los estímulos

visuales les molestan, al momento de ir al médico por eso

hay que anticiparles con tiempo, para que asimilen mejor

la visita al médico. Se recomienda platicárselos tipo cuento,

esto también ayuda con la asimilación de la situación. Esto

puede aplicarse también cuando se llevara al niño con el

peluquero o al dentista, ya que hay muchos factores que

pueden hacer que se altere, no hay que aislarlo, hay que

ayudarlo a ser proactivo.

Para concluir se menciona muchas veces evitar la

autocompasión, ya que esto no se lleva a nada, hay que

tener contacto con la realidad, no encerrase en su mucho,

sensibilizar a las personas, cuidarse uno mismo como

papá, mantener actitud positiva, aunque a veces todo

parezca venirse abajo, hacer lo más que uno pueda, vivir

día a día. Siempre hay que recordad que nadie conocer

mejor a tu niño que tú mismo.

Referencias:

Romero García, G. & Mercado Olivo, C.G. (09 de septiembre

de 2011). El papel de los padres en el desarrollo de

habilidades de autonomía en sus hijos con autismo. (4ta

ed.) [CD-ROM]. Guadalajara: Fundación HCAE-FAMES.

Elizabeth C. Flores Valdivia a 26 de septiembre 2019