Domicilio: Teléfono: +52 (33) 3671 4088 Calle Balanza # 3702 E- Mail: info@fundacionhace.org Colonia La Calma C,P. 45070 Zapopan Jalisco, México Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®

Sábado 10 de diciembre de 2016

Desarrollo de la sexualidad en personas en condición del

espectro autista 

¿Cómo se va a manifestar la sexualidad en personas que tienen la condición del espectro autista? ¿Cómo se tienen que

comunicar los padres con sus hijos para que entiendan esta transición? La adolescencia es una etapa del desarrollo

humano, que por lo tanto se presenta en cualquier persona, ya sea que se encuentre dentro del espectro autista o no.

La principal preocupación de los padres cuando se habla de esta etapa, es el cómo se pueden comunicar con sus hijos

para que éstos lleguen a comprender mejor lo que representan esta serie de cambios. 

Para resolver esta inquietud, el conferencista les hace una pregunta a los padres, ¿qué harían si tuvieran otro hijo, o

hija fuera sin condiciones de autismo y lo encuentran viendo videos pornográficos? Bueno, lo que sea que les digan, es

exactamente lo mismo que le tienen que decir a sus hijos que sí cuentan con autismo. Es muy importante que se

dirijan a ellos claramente, ya que todos vivimos la sexualidad, unos con más libertad, otros con menos, sin embargo,

no todo es permitido, deben de existir límites.

Sin embargo, aunque se encuentren dentro del mismo espectro, el autismo y el asperger cuentan con ciertas

diferencias que hacen distintas las maneras de comunicar la sexualidad. El autismo cuenta con 3 principales aspectos:

lenguaje, sensación y procesos de pensamiento. Una persona autista puede hablar o puede no hablar, pero es

importante mencionar que esta última no es sinónimo de serenidad. Por otro lado, una persona con Asperger tiene

lenguaje, y es capaz de comunicar (aunque muy simplemente en ocasiones) la teoría dice que después de los 5 años,

todo en el lenguaje indica estar bien exceptuando dos cosas: el tono de voz y el uso de las palabras muy formales.

Otra de las diferencias, relacionada con las anteriores radica en que las personas autistas no tienen interés en

relacionarse, mientras que las que tienen asperger lo tienen, pero no saben cómo hacerlo. La última diferencia a tratar

es la simbolización, es decir que no se le puede dar a un objeto otra representación que no sea la propia, en otras

palabras, las personas con autismo no pueden generalizar. Es importante recalcar esta última diferencia, ya que se

relaciona estrechamente con la sexualidad, al no ser capaz la persona de fantasear eróticamente, ya que su proceso

de pensamiento es totalmente lineal. Por otro lado, la persona con asperger, aunque le cuesta un poco más de trabajo

lo puede hacer.

Ahora bien, los albures son otro problema, ya que es muy difícil para el proceso de pensamiento de ambas personas

distinguir este tipo de bromas, lo cual puede hacer que se enojen cuando otras personas les hacen este tipo de

comentarios. Además, existen dos mitos relacionados con la sexualidad de las personas con autismo:

1. Son sexualmente impulsivas.

2. Carecen de deseo sexual

Sin embargo, esto son solo eso, mitos, ya que ni una ni otra son verdaderas. Tienen deseos sexuales como cualquier

persona, al igual que un desarrollo hormonal como el de cualquier persona. Teniendo estos aspectos en cuenta, es

necesario que los padres sean capaces de hablar con sus hijos que viven en condición del espectro autista sobre este

aspecto sexual, al igual que hablarían con cualquier otro hijo que no tenga autismo ni asperger. 

Referencias

Díaz, E. (Diciembre del 2016) Desarrollo de la sexualidad en personas en condición del espectro autista [Audio].

Guadalajara: Fundación HACE, FAMES.

Conferencista: Psicologo Eduardo Díaz Tenopala

Todo el contenido incluiyendo texto e imágenes son de Fundación HACE A.C. ® Copyright 2019 Fundación HACE ®
FUNDACIONHACE.ORG

Sábado 8 de julio de 2017

¿Cómo se va a manifestar la sexualidad en personas que

tienen la condición del espectro autista? ¿Cómo se tienen

que comunicar los padres con sus hijos para que entiendan

esta transición? La adolescencia es una etapa del

desarrollo humano, que por lo tanto se presenta en

cualquier persona, ya sea que se encuentre dentro del

espectro autista o no. La principal preocupación de los

padres cuando se habla de esta etapa, es el cómo se

pueden comunicar con sus hijos para que éstos lleguen a

comprender mejor lo que representan esta serie de

cambios. 

Para resolver esta inquietud, el conferencista les hace una

pregunta a los padres, ¿qué harían si tuvieran otro hijo, o

hija fuera sin condiciones de autismo y lo encuentran

viendo videos pornográficos? Bueno, lo que sea que les

digan, es exactamente lo mismo que le tienen que decir a

sus hijos que sí cuentan con autismo. Es muy importante

que se dirijan a ellos claramente, ya que todos vivimos la

sexualidad, unos con más libertad, otros con menos, sin

embargo, no todo es permitido, deben de existir límites.

Sin embargo, aunque se encuentren dentro del mismo

espectro, el autismo y el asperger cuentan con ciertas

diferencias que hacen distintas las maneras de comunicar

la sexualidad. El autismo cuenta con 3 principales aspectos:

lenguaje, sensación y procesos de pensamiento. Una

persona autista puede hablar o puede no hablar, pero es

importante mencionar que esta última no es sinónimo de

serenidad. Por otro lado, una persona con Asperger tiene

lenguaje, y es capaz de comunicar (aunque muy

simplemente en ocasiones) la teoría dice que después de

los 5 años, todo en el lenguaje indica estar bien

exceptuando dos cosas: el tono de voz y el uso de las

palabras muy formales.

Otra de las diferencias, relacionada con las anteriores

radica en que las personas autistas no tienen interés en

relacionarse, mientras que las que tienen asperger lo

tienen, pero no saben cómo hacerlo. La última diferencia a

tratar es la simbolización, es decir que no se le puede dar a

un objeto otra representación que no sea la propia, en

otras palabras, las personas con autismo no pueden

generalizar. Es importante recalcar esta última diferencia,

ya que se relaciona estrechamente con la sexualidad, al no

ser capaz la persona de fantasear eróticamente, ya que su

proceso de pensamiento es totalmente lineal. Por otro

lado, la persona con asperger, aunque le cuesta un poco

más de trabajo lo puede hacer.

Ahora bien, los albures son otro problema, ya que es muy

difícil para el proceso de pensamiento de ambas personas

distinguir este tipo de bromas, lo cual puede hacer que se

enojen cuando otras personas les hacen este tipo de

comentarios. Además, existen dos mitos relacionados con

la sexualidad de las personas con autismo:

1. Son sexualmente impulsivas.

2. Carecen de deseo sexual

Sin embargo, esto son solo eso, mitos, ya que ni una ni otra

son verdaderas. Tienen deseos sexuales como cualquier

persona, al igual que un desarrollo hormonal como el de

cualquier persona. Teniendo estos aspectos en cuenta, es

necesario que los padres sean capaces de hablar con sus

hijos que viven en condición del espectro autista sobre este

aspecto sexual, al igual que hablarían con cualquier otro

hijo que no tenga autismo ni asperger. 

Referencias

Díaz, E. (Diciembre del 2016) Desarrollo de la sexualidad en

personas en condición del espectro autista [Audio].

Guadalajara: Fundación HACE, FAMES.

Desarrollo de la sexualidad en

personas en condición del espectro

autista 

Conferencista: Psicologo Eduardo Díaz Tenopala